Un adyuvante es una sustancia añadida a una vacuna para aumentar su eficacia. Desde el punto de vista químico, los adyuvantes son un grupo altamente heterogéneo de compuestos que comparten solo una característica funcional: la capacidad de mejorar las respuestas inmunes. Los adyuvantes más utilizados son: hidróxido de aluminio, fosfato de aluminio, emulsiones oleosas y saponina purificada.

Los adyuvantes se usan en la producción de vacunas para estimular el sistema inmune y aumentar una respuesta inmune temprana, duradera y eficiente. Esto aumenta la efectividad y proporciona un alto grado de protección contra la enfermedad relacionada con la vacuna aplicada. Con el uso de adyuvantes, se logra el mismo nivel de protección inmune usando menos inyecciones, en comparación con las vacunas sin adyuvantes.